Mitos sobre los lentes de contacto

Mitos sobre los lentes de contacto

El uso de anteojos se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos. Sin embargo, hay ocasiones en las que queremos asistir a un evento, practicar algún deporte u otra situación en la que llevarlos puestos resulta incómodo. ¡La solución es el uso de lentes de contacto! A continuación mencionaremos algunos mitos que se escuchan sobre ellos: 

  • Utilizar lentes de contacto es incómodo y son difíciles de colocar

Los lentes de contacto ideales resultaran cómodos y hasta olvidarás que los llevas puestos. Aprender a colocarlas es sencillo y solo requiere practicar un par de veces. 

  • No puedes utilizar lentes de contacto si tienes presbicia (es la pérdida de nitidez de la visión de cerca)

Existe un tipo de lentes de contacto llamado multifocal con el que podrás ver de lejos y cerca con un solo par.  

  • Los lentes de contacto se pueden  ir para la parte de atrás del ojo

Esto es totalmente imposible. El ojo cuenta con una membrana que imposibilita que el  lente de contacto o cualquier cuerpo extraño pase a la parte de atrás del  ojo. 

  • Los lentes de contacto pueden quedarse pegados al ojo

Éstas son muy fáciles de retirar y no quedarán pegadas al ojo. 

  • Los niños no pueden usar lentes de contacto

Con el cuido y responsabilidad suficiente, los niños pueden ser buenos usuarios de lentes de contacto. Sólo es necesario seguir todas las indicaciones del profesional de la salud.

 

 

Cecilia Narváez

Estudiante de Optometría

 Universidad Especializada de las Américas.

Lista de deseos

No tienes artículos en tu lista de deseos.